La formación de Vox ha propuesto la elaboración de un censo de personas mayores de 65 años que viven solas en sus domicilios con el fin de poder darles una mejor asistencia desde el consistorio.

Para ello, nuestra formación pretende dotar de presupuesto el área de ayuda a domicilio, ya que el actual programa es insuficiente. «Hoy en día estamos viendo que la población está envejeciendo, de ahí la importancia de impulsar desde el ayuntamiento y en colaboración con otras administraciones públicas programas que permitan que las personas mayores puedan vivir en un espacio en el que estén cómodos y que mejor que en su propio hogar», aseguran.

Para Vox, los programas de ayuda a domicilio, mejoran la calidad de vida de los mayores, ayudan a mantener más la autonomía de la persona y fomentan la actividad neurológica. «Por estos factores hay que fomentar más los cuidados de ayuda a domicilio porque no hay mejor sitio que el que ha creado uno mismo con amor, alegría y esperanza».

Además, uno de los objetivos que se marca la formación  es poner en marcha un programa de voluntariado en el que los jóvenes isleños puedan acompañar a personas mayores que viven solas en sus hogares.

«Las personas mayores cada vez son más diversas. Pero domina el perfil de mujer que vive sola en una casa no accesible, supera los 85 años y tiene movilidad reducida. Así que la compañía y el apoyo del voluntario/a se convierten en un apoyo clave para que la persona mayor recobre su autoestima, mejore su estado físico y retome su vida social en el barrio y pueda realizar gestiones tan simples como ir a la compra, acudir al centro médico o a cualquier gestión», finalizan.