publicidad


“Todo parece obra de la improvisación, porque su ubicación afecta hasta a la empresa de aguas y alcantarillado”

publicidad


El portavoz del Grupo Municipal de VOX en el Ayuntamiento de San Fernando, Carlos Zambrano, ha solicitado una copia del expediente del parque canino de Villamaruja, así como su tramitación y el proyecto, para conocer, de primera mano, cuáles han sido las circunstancias que han llevado al equipo de gobierno a cambiar la ubicación del parque a última hora, sin darlo a conocer ni siquiera a los vecinos afectados.

El edil ha calificado de “chapuza” la ejecución de este parque cuya ubicación “ha caído entre los vecinos como un jarro de agua fría”.

Cabe recordar que, en un primer momento, estaba proyectado en una zona cercana con vallado municipal, pero, finalmente, se ha optado por instalarlo en las vallas de las viviendas, “creando un malestar lógico entre los residentes en la zona” explica el portavoz de VOX. A esto se suma que el anclaje del perímetro metálico del parque se ha realizado al propio muro de las viviendas, cuyos propietarios no sabían nada de su instalación.

Además, “complica aún más la situación que dentro del parque canino se encuentra una estación de bombeo de aguas residuales a la que no puede acceder la flota de Hidralia para realizar los trabajos necesarios. Una decisión que, aparentemente, parece haberse tomado a última hora, por las huellas en el césped de un primer intento de querer dejar la EBAR fuera del recinto”, explica Zambrano.

Por último, edil ha denunciado, una vez más, la política “innecesaria” que lleva a cabo el gobierno municipal, presidido por Patricia Cavada, que “lejos de valorar si es el momento adecuado para realizar este tipo de gastos por parte de la administración local, actúa de manera improvisada sin tener en cuenta las consecuencias”, concluye.